Es un adhesivo decorativo de vinilo que se puede pegar en todas las superficies lisas o levemente rugosas, es decir en paredes, techos, puertas, muebles, cristales, azulejos e incluso en papel pintado.

El vinilo decorativo está hecho de una cinta mate autoadhesiva puesta sobre otra cinta transparente que facilita la colocación de la pegatina sobre la pared o sobre otra superficie. Gracias al material del que está hecho, el sticker se pega de manera regular y crea un ambiente excepcional en el interior.

Antes de colocarlo, deberás estirarlo bien sobre una superficie plana y repasarlo con la espátula para que el transportador se fije bien al vinil. Te explico ahora cada uno de los componenentes del vinilo para que entiendas mejor el proceso de colocación.

Base
Es el soporte donde viene pegado el vinilo. Es una base siliconada para que no actue el adhesivo y se pueda despegar correctamente. Es lo primero que debemos desprender para la colocación de nuestro motivo.

TRANSPORTADOR
Ya que el vinilo queda totalmente troquelado, sin fondo ninguno, el trasnportador es el encargado de llevar todas las piezas del motivo hasta la pared o lugar donde lo coloquemos, conservando formas, distancias, etc. Una vez colocado nuestro vinilo lo retiraremos.

VINIL ADHESIVO
Es la parte donde mediante un ploter de corte se dibujará el motivo, eliminando las partes sobrantes no pertenecientes al motivo. Es aquí donde va el adhesivo y por tanto es la parte que queda instalada.

<< MODO DE INSTALACIÓN>>

NOTAS Y RECOMENDACIONES. ¡LEELAS!

  • Si te queda alguna pequeña burbuja es normal que desaparezcan en unos días. También las puedes pinchar con una aguja fina.
  • Si vas a colocar el vinilo, sobre cristal, metal, azulejos, u otra superficie lisa no porosa, puedes rociarla con agua mezclada con unas gotas de jabón, para evitar la aparición de burbujas de aire. Espérate a que se seque para quitar la cinta transportadora.
  • Si has elegido un diseño de gran tamaño, es posible que lo recibas en varias piezas, para facilitar su colocación. Empieza poniendo la pieza más grande, y una vez terminado todo el proceso ve continuando con el resto de piezas. 

 

Nota: debes tener en cuenta que la calibración de tu monitor o de tu impresora puede influir en la percepción del color real de los vinilos. Debe servirte como una referencia aproximada.